Las paradojas de Meireles

meireles_catedral

Lo que más pone del símbolo es escuchar cómo cruje cuando lo pisoteas. Lo grande de la semiótica es que se te pegue a los pulmones si la respiras. Y lo bestial de cualquier metáfora es que te agarre de un brazo, te meta en su coche y arranque.

Rolan Barthes, en “El Placer del Texto” (manual erótico para fetichistas doblemente articulados), diferencia entre goce y placer ante un texto. El texto de placer proviene de la cultura y suministra una euforia confortable. El texto de goce cuestiona, rompe con nuestra cultura y nos pone en crisis.

Pues bien, la expo del MACBA de Cildo Mireles podría ser el culmen de la ecuación lectora de Barthes. Sensualidad y política. Cuerpo y capital. Idea y piel. Fricción, paradoja  y mitología contemporánea. Desde Brasil, desde los años 60 y 70 hasta el hoy y el aquí (“hoy” y “aquí” como generalidades de un espacio y tiempo presente), coptualismo, neoconcretismo, guiados por Bartomeu Marí para quien guste de su compañía (la expo viene de la Tate, comisariada por Todolí y Brett), poesía, cosmos y selva.

Cualquier imagen o descripción de obra es sólo murmullo: en el MACBA hasta el 26 de abril.

Etiquetas: , , ,

2 comentarios to “Las paradojas de Meireles”

  1. Conxita Says:

    Me encanta que una metáfora me meta en el coche y arranque!!

  2. Everaldo Says:

    Me encantó esa metáfora de la metáfora! =) Escribes muy bien. Enhorabuena!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: